¿estas buscando algo?

lunes, 27 de octubre de 2008

COULAND DE CHOCOLATE

La obsesión….
del “Y si…”
Un par de palabras, tres letras, que atormentan al genero humano, especialmente al que nos gusta torturarnos con remordimientos y miradas constantes al pasado. Hamlet no se escribió en balde, ya allá por el siglo lejano Shakespeare pensó en mi. La vida te va poniendo decisiones, todo se basa en elegir, o uno o lo otro, y no se si será porque soy géminis, tengo un cable pelado o simplemente me gusta masacrarme pero yo nunca se que hacer, así que evidentemente me paso la vida con el “ aissshhh…¿y si hubiese elegido blanco en vez de negro?”, ¿ y si hubiese matado al peluquero en vez de pagarle un potosí por esta desgracia? ¿ y si hubiese nacido chico pa hacer pises de pie?....tendré que admitir que me gusta transformar mi vida en una angustia vital.

Aunque generalmente todo termina por superarse, ¿todo?, no! Existe una pequeña región que resiste al enemigo.. ( Uderzo y Goscini va por ustedes ;b) …. no sabes porque aparecen cosas en tu vida, que tu no elegiste, que no buscaste, que plop! ahi que caen sin comerlo ni beberlo, decisiones realmente trascendentales, que tu alma te pide que elijas B y tu sentido común, que lo tenias atontonao decide despertarse, en vaya mal momento, te hace elegir A. Desde ese mismo momento oyes dentro de ti :” mecagüeeeeeeeeeeeeentooooooooooooooooooooooo, quien me hizo tan rejodidamente correcta y moraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaal”, y desde ese día no te puedes quitar de la cabeza tan malsana obsesión de que te equivocaste de pleno y que sería tu vida hoy en ese universo paralelo que te creaste. Seguro que mas rubia, mas alta, delgada y pechugona ( por pedir…total, me voy a quedar igual de angustiada). En fins….creo que nunca lo sabré.
De momento contentarnos con ésta otra obsesión .....

que a lo sumo lo que hay que decidir es si me como uno o me como dos...
o que leñe, me los como todos y al hospital pero increíblemente feliz. El couland es una de las obras maestras de la pastelería, y como todo en esta vida, o se hace supercomplejo y fruslefrusle del copón , y de paso te cobro un güeb, o se simplifica al máximo y sale igual de rico, obviamente la mía es la segunda opción, en 15 minutos tienes postre para invitados sorpresa que te mueres, y otra obsesión al canto, eso si, mucho mas sana , engordante pero sana.

Ingredientes

-70 gr. de cobertura de chocolate , yo uso el de nestlé

-40 gr. de mantequilla

-1 huevo

-15 gr. de harina

-10 gr. de azucar granillo

-Cacao en polvo, el colacao estupendo

Preparación:

Para empezar hay que fundir en el microondas la cobertura de chocolate junto con la mantequilla. A media potencia, primero un minutillo sin la matequilla, sacamos, removemos, añadimos la mantequilla y medio minuto, asi poco a poco porque se quema mucho.


A parte separaremos las claras de huevo de las yemas. Estas yemas, las batiremos hasta que espumeen, cual champú.
y las agregaremos a la mezcla tibia de chocolate y mantequilla, que previamente habremos uniformado.
Las claras de huevo, las montaremos a punto de nieve con el azucar, viva la KITCHENAID!!!!.
En el caso de preparar grandes cantidades de masa,
Una vez montadas las claras, las agregaremos a la mezcla anterior de chocolate, mantequilla y yema de huevo. Agregaremos las claras en dos veces, y las uniformaremos con el resto de la masa, intentando no trabajarlas en exceso, con cariño, a poc a poc.
Y para terminar la harina bien tamizada con un movimiento envolvente, a poco a poco tambien.

Ahora hay quien dice de poner una trufa dentro, tonterias, con el punto justo de cocción saldra solido por fuera y derretido y pecaminoso por dentro...aiiisshh...me esta cayendo la babilla de acordarme...
Ahora a la nevera hasta el momento de motarlo, si tenemos poco tiempo , unos 30 minutos en el congelador va de sobra. Esta masa aguanta en la nevera hasta tres dias.




Total, que llega el momento de cocinarlos, entonces untamos de matequilla un molde cilindrico de 5 cm de diametro y 7 cm de alto y lo espolvoreamos con el cacao.

Rellenamos el molde, no ponerlo a petar porque crece y se caeria, dejar un dedete sin llenar.

Y al horno ventilado a una temperatura de 170 grados. El tiempo estimado es de 8 minutos, pero esto es un rollo, hasta que le pillas el punto justo te hinchas a comer bizcochitos de couland o salsa de chocolate, de cualquier manera estan riquisimos, asi que experimentemos queridos mios.

Servir caliente con una bolita de helado de limón.


Y una manzanilla porque nos pondremos las botaaas.

4 comentarios:

Julito dijo...

Esto del Couland o Coulant es uno de mis talones de Aquiles.
Ya van 4 0 5 intentos y nada.
El jodío postrecito no se deja.
O me paso de cocción o me quedo corto y se me desmorona.
Ya he optado por abandonarlo, aunque viendo tus excelentes resultados, será cuestión de darle una última oportunidad.

Ah!! Te cuento como solucionar lo del post para ponerlo al día.
Vamos a ver: cuando estas editando la entrada, tienes que bajar hasta donde termina el texto y verás un apartado que pone "opciones de entrada".
Te saldrá un pequeño despegable donde puedes poner la fecha y la hora que te salga del moño y cambiarla a la actual.
Incluso si pones una fecha futura, lo dejarás proogramado para que el post se publique solito.

Espero que te haya servido.
Y no te agobies ante los acontecimientos que te presenta la vida. Hay un truco que nunca falla, que es hacerle mucho caso al corazón y algo menos al cerebro.
Cuando intentas engañar a tu corazón, el arrepentimiento puede durar toda una vida.

Besos líquidos por dentro, alcoyanita.

Bego dijo...

Desde aqui te envio mil animos y veras como a la proxima te sale genial!! por favor!! todo un cocinero como tu!!
La proxima entrada en tu blog una fotillo de ese exito que estoy segura va a ser tu couland!!.
Y mil millones de besos por aclarame la duda!!!aiiishhh q torpe soy!!
Lo del corazón...casi mejor no hacerle caso en ciertas ocasiones, es muy bonito aquello de carpediem, pero tomar una decision equivocada a conciencia...eso es suicidio chico.
No se...que dificil es vivir...
Besoos.
Bego

Penny dijo...

Bego el couland es uno los postres que todavía no me he atrevido ha hacer, en breve, tengo una cena y quiero hacerlo, claro que...primero haré unas pruebas!

Y respecto a ser indecisa te diré que yo soy todo lo contrario que tú, decido algo y lo hago, con la consecuéncia que igual que tú me equivoco y meto la pata hasta el fondo!Esto sobretodo me pasa con la gente, me dejo guiar por mi corazón y luego normalmente la suelo cagar, me equivoco pero eso no influye para que vuelva a apostar por las cosas o por las personas y vuelva a intentarlo.

Es mejor no pensar que hubiera pasado sino ha pasado porque tenía que pasar, esa es la conclusión que siempre llego y la verdad que no va nada mal ;).

Petonets.

recetasdemama.es dijo...

Estupendo el coulant y muy bueno el paso a paso...

Ana

ir arriba