¿estas buscando algo?

martes, 27 de mayo de 2008

HOJALDRE PECAMINOSO DE ESPARRAGOS VERDES

Aunque todo sea un asco ...

....siempre te quedará el Rouge y los tacones.
Da igual que hayas engordado toneladas , que estés en forma, pero en forma esférica, que la celulitis te persiga, tu carrera sea una caca y tu futuro laboral la fábrica de estiércol directamente, da igual que no salga el sol, que siga haciendo frío, que haya crisis o que el mundo se acaba, tú, desde tus tacones, estas por encima de todas las cosas.
Clops, clops, clops, el séptimo de caballería anunciando tu llegada y tu detrás; upaa!! girón de pie tonto, recuperas las compostura, porque encima de 10 cm puedes recuperar la compostura incluso si te has caído espatarrá y con la falda por encima de la cabeza, y sigues tu camino, dejando que las cabezas se giren a tu paso ( que igual es porque se te ha quedado la falda engancha en las braguitas…y vas aireando las intimidades..).
Que misterio tienen esos centímetros que siempre han llevado de cabeza a los hombres, y a las mujeres con poco equilibrio, literalmente. Porque siempre es cuestión de centímetros?? A mas centímetros mas taquicardias…

Los de castigadora...castigadora de pies diria yo...
Y duelen, duelen que te mueres, y la que diga que no es porque se anestesia el pie antes de salir de casa, el meñique estrujaillo, el gordo, si te llevas zapatos de “chupame la punta” ( bautizo de mi tío a los de punta fina), se te queda atrofiado sobre los otros, un quemazón en la mollita del pie….ooooisshhh…ni plantillas de silicona ni leches, como si quieres ponerte las tetas de Pamela Anderson en el zapato, duele igual, y además da repelus.
Y la espalda se te carga, te dan calambres los gemelos, tienes que ir pechos fuera como Afrodita para mantener el tipo, pero da igual, tu te vas a comer el mundo ahí arriba, aunque el postre te lo tomes con los pies amputados, tu te lo comes, y al que se te ponga a tiro también, groooooooooaaaaaaaaaaaaaurrrrrrrrr.
Si hay algo mas femenino que Marilyn en la escena de “con faldas y a lo loco” donde va corriendo hacia el tren con esos tacones y ese contoneo, que alguien me lo diga. Yo de mayor quiero ser Marilyn ( fiambre no, mujer mujer), porque es que con tacones hasta ser culona queda de vicio.
Aunque Tony Curtis y Jack Lemon tampoco estaban nada mal...jeje.. esta pelicula no deberia de perdersela nadie.

Aunque hay casos que ni los tacones salvan, como ese conjuntito “arreglá pero informal” de chándal con tacones o ese intento de mantener el equilibrio cuando no se sabe ni andar con pantuflas, que parece que ya hayan salido de casa borrasshas como cubas, que aunque distraen mucho a ver cuando se pega la piña, quedan horrorosamente mal.
Yo con mis tacones al fin del mundo, eso si, por favor que alli me tengan una palanganita con hielo y un spray de mentol, y mis deportivas para el resto de la semana.

Y para contrarrestar el efecto femenino de los tacones pero siguiendo en la línea de evocaciones pecaminosas, que mejor que un buen espárrago grandote y gordo, y si son muchos, juntos y con mucha nata, todavía mejor.

INGREDIENTES
1 hojaldre estirado
Un ramillete de espárragos
Nata espesa
Bacon
Queso manchego
Mostaza
Huevo para abrillantar
Sal y pimienta

Precalentamos el horno a 175º, calor arriba y abajo con ventilador.
Cocemos los espárragos al vapor, que estén tiernos pero sigan manteniéndose firmes ( el anhelo de muchas mujeres….).
Freímos el beicon con poco aceite.
Estiramos la masa y le hacemos unos dobladillos, y la parte de dentro la pinchamos , con un tenedor, que los tacones están susios, con esto conseguiremos que los bordes suban pero el centro no , quedando como una bandejita para contener los ingredientes.
La pintamos con huevo y la metemos al horno 10 minutos justo para que este borde suba un poco.
Mientras cortamos unas lonchitas finas de queso y mezclamos la nata con un poco de mostaza.
Entonces sacamos el hojaldre del horno y le ponemos el queso, encima la nata, encima los trocitos de beicon y encima de todo los espárragos bien tiesitos y juntitos.
Salpimentamos con ganas.
Y al horno unos 20 minutos, hasta que este todo bien dorado.

Y a disfrutar, con los tacones puestos.

5 comentarios:

Julito dijo...

Hace días que no quito ojo al último post que has publicado porque hacía años que no veía unos tobillos tan sumamente sexys y ciertamente pecaminosos como la receta, pero no he querido añadir ningún comentario hasta hoy para no entorpecer tu ajetreada semana de exámenes.
Espero que todo esté yendo sobre algodones y que te hayas desestresado un poco. Te lo mereces alcoyanita.

En cuanto al castigo de tus pies (que supongo que son los de la foto), es una lástima que no me tengas cerca para darte un masaje que te dejaría nueva.
Está feo decirlo, pero soy subcampeón mundial de este deporte y no imaginas cuánto podría conseguir para que tu mollita tuviera la sensación de estar pisando hierba fresca.

Voy a desterrar pensamientos impuros de mi mente y bajar al super a por un paquete de masa de hojaldre.

Besito firme, cual espárrago en primavera.

P.D. Ya quisiera Marylin parecer tan femenina como la foto de esos tobillos.

Bego dijo...

Ooooh, como siempre tus comentarios son lo mejorsico de mi blog!!! gracias por el ofrecimiento, me doy por masajeada, porque si , son mis pieses los pobres.
YA he terminado los examenes hasta septiembre (que me han caido unas cuantas) asi que un mesecito de playita, que ya os ire contando.
Gracias por lo de sexys, un tatuaje en el lugar correcto siempre hace mucho ;b....
Besoos esparragueros.

PD:AL final no hice el tiramisu, porque descubri que el mascarpone es 90% nata y mi suegro es alergico!!! hubiense quedado poco elegante regalarle un shock anafilactico por su cumple...pero para el mio me lo voy a hacer, como nadie me hace tartas...yo me lo guiso yo me lo como!!!

Adamami dijo...

Como siempre me he tronchado de risa, leyendo tu relato sobre "tacones lejanos", digo lejanos porque ya hace un tiempo que los tacones "marditos" los he dejado de lado porque todo lo que he sufrido en mi vida, de lo que mas me acuerdo son el mal de pies despues de haber estrenado unos zapatos de tacon vertiginoso... y eso "cabezota que es una" me ha pasado infinidad de veces... con aquello "del que quiere presumir... tiene que sufrir" ... pues he sufrido bastante...
Con la edad esto pasa, como todo....
Siempre es un placer ir a tu blog, porque se esta segura de pasar un buen rato y ademas las recetas son super tambien.
Por eso y por todo te ofrecemos un premio, mi hermana y yo, de amistad, asi que si lo quieres pasate por nuestro blog...
Un "abrazo muy apretao" de Marie y Ventu

El Deme dijo...

La Sarah Jessica Parker de Sexo en Nueva York prefería que la mataran antes que entregar su colección de "manolos" del armario. Según como, un zapato es una obra de arte, cuanto menos daño te haga, más perfecto es.
Adoro tus recetas, eso sí que es arte, hija.

Bego dijo...

Adamami, ya os contesté en vuestro blog, tengo el abrazo ahi guardadito con muucho amor hasta que llegue el finde a mi casa con un ordenador que me deje publicar entradas, por lo visto no soy suficientemente buena para este, que me lo ha vetado!!! pero todas las noches me cojo un poquito de ese abarazo apretao que viene requetebien.

Deme, que alegria verte por aqui!!! Yo tambien pensaba en Sex and the city cuando escribia esto, pero no creo que lleve años comprandome la imperfeccion, porque todos duelen de congojos, ¿será que los imperfectos son mis pies??.
Encantada que te gusten mis recetas, pero la mayoria de veces soy una mera reproductora de otras que me gustaron, pero tuneadas, el lado Neng de una...

Besos apretados para los dos.

Bego

ir arriba