¿estas buscando algo?

jueves, 7 de agosto de 2008

MADALENAS YAYA PAQUI

MADALENAS YAYA PAQUI


En un ratito de desespero estudiantil, se me ha ocurrido atreverme a volver a hacer la primera receta de mi vida, y la que me introdujo el cuquello de la cocina, las madalenas de mi abueli.
Porque yo de pequeñaja, en vez de jugar con muñecos, que a la par me daban un miedo de narices, jugaba a cocinitas, las mas a cocinitas de verdad con mi abuela, que increíblemente, siendo una cocinera impresionante, odiaba cocinar. Y alli estaba yo, encima de una silla, dale que te pego haciendo el guarro, asi estaba de lechona.
Y desde que murió hace ya bastantes años no había vuelto a hacer, tal vez me picó que al xispito le pareciesen sublimes las de su padre, y claro, no podía dejar yo de segundona a mi abuela que en gloria esté y no se puede defender, que repostera como ella no hay ninguna. EDITO: ABUELI, HEMOS QUEDADO EN UN DOLOROSO SEGUNDO PUESTO, SE HIZO TODO LO QUE SE PUDO.

La gracia hubiese estado hacerlo con el bol y la pala que todavía guardo , pero como iba con el tiempo pegado, igual que los papelillos a las madalenas, tiré de Quitchenaid.
Y ahí madaleneando me ha vuelto a la cabeza mi eterna duda de a que santo ponerle ese nombre a la susodicha, será por la bíblica Maria Magdalena, mujer de moral distraida ella, por aquello de que que chupan que da gloria. Y si vuestras magdalenas no son de las que se beben el café antes que vosotros es que no son de buena calidad. Que ahí estas tu, recién levantada, te preparas un tazón de café como para lavarte los piesy a ver si vuelves al mundo de los vivos donde hay que currar para poder comprar madalenas chuponas, coges una, le quitas el papelillo, la acercas al tazón, y en menos de lo que se tarda en decir Jesús....

... ya se lo ha bebido todo, y ahí está, la muy zorra, ( seguro, seguro que el nombre es por lo de la pilingi ), el triple de gorda , incrustada en el vaso, plop, que hasta te parece oir como se rie . Asi que te la tienes que comer con cucharilla, toda blandusca , que la aprietas y hace pedorretas y te escupe, encima vacilando, y cuando te la metes en la boca y aprietas….alaaaaaaaaaaaaaaa, chhoooooooooooooooooooffffffffff, todo el café que se te desborda de la boca y te chorrea, un cuadroo…..
Pero no preocuparse, que mis madalenas son estupendas y te saludan de buena mañana, solo hay que tener la precaución de , como el sueter, comer en seco.
Ingredientes
4 huevos
Lo que pesen de harina , aceite de girasol y azucar
Y 1 soda de papelillo vesubio para cada 4 huevos

PASO A PASO

Se levantan las claras a punto de nieve

Se añade el azucar

Se añaden las yemas

Se añade el aceite
Se añade la harina
El sobre azul directamente

El blanco deshecho con un poco de agua
Y se remueve todo con muchas ganas hasta que haga como burbujas gordas.
Esta es la textura que tiene que tener no muy liquida, que al caer haga como sabana. La sana y pringosona costumbre que me inculcó mi abueli de chupetearme los utiles de cocina, eso si, después de desconectar la maquina!!!
Rellenando unos moldes mas viejos que la tos como dice mi Yoli, herencia de mi abueli, y que se quiten todas las siliconas y modernidades!!!
Coronandolas con un poquete de azucar, que luego hará una costrilla de vicio.


Al horno precalentado a 170º unos 15 minutos, que si los moldes eran mas viejos que la tos, el horno de mi casita es mas viejo que los mocos.

Y recién saliditas del horno!!!





5 comentarios:

Juana dijo...

Muy ricas! Y lo de disolver el papelillo blanco, ¿por qué? ¿salen más esponjosas o algo?

Besos

Julito dijo...

Caperucita alcoyanita....¿pero donde vas tu tan bonita con esa cestita?
¿A casa de la awelita?
Joer Bego.
Que bonito homenaje le has hecho a la Yaya Paqui.
Que preciosas magdalenas y que preciosa manera de contarlo
Seguro que desde donde esté, la Yaya Paqui se siente orgullosa de una nieta como tu.
Para mi gusto, la magdalena siempre mejor cuanto más chupona y creo que la verdadera gracia de tan suculento bollo es precisamente bucear con la cucharilla en busca de pequeños restos.

Una maravilla (una más) para deleitar nuestro paladar y hacernos sonreir un poco.
Que sigas disfrutando del verano, y aunque me deje ver poco, no me olvido de mi almita gemela. Que lo sepas.

Besito de lobo feroz (semi-domesticado)

P.D. La foto del sobre con el Vesubio no tiene precio.
Jjajaaaaaa ¿ande venden eso?

LesLie dijo...

Hola Bego, tienes un blog precioso,y vaya magdalenas has hecho ehh.. Un saludo

Anna dijo...

Quiero una ahora mismo con la horchata que me estoy tomandooooo!!!!

Penny dijo...

Oye niña, todo va bien? Hace tiempo que no te veo y ya empiezo a preocuparme! Seguro que andas veraneando!!

Petonets.

ir arriba